Talasoterapia

TALASOTERAPIA: El mar, fuente de salud

TALASOTERAPIA: EL MAR COMO FUENTE DE SALUD

La talasoterapia es un tratamiento analgésico que aprovecha las propiedades del agua marina para tratar diversas dolencias y que ayuda a disminuir el dolor corporal y de zonas concretas. Está indicada en procesos crónicos como el reumatismo, la osteoporosis y dolencias de la columna vertebral. Las personas con problemas en el sistema respiratorio, como el asma o la faringitis, también pueden mejorar.

Este tratamiento puede ser preventivo ayudando a ralentizar la aparición de dolencias como el reuma.

El término Talasoterapia proviene del griego thalasso (mar) y therapeia (terapia). Sus más de 80 elementos son importantes para el buen funcionamiento del organismo, el cual adquiere equilibrio a través del proceso denominado OSMÓTICO, donde fluidos de agua con baja concentración de sales se combinan con otros líquidos con altas cantidades de nutrientes.

La temperatura ideal que esta técnica requiere fluctúa entre los 35 y 37 ºC. El cuerpo necesita absorber el ozono y el yodo presentes en el aire, además del sodio. Dichos componentes se filtran a través de los poros, ayudando a que nuestra  piel se regenere más rápido.

La talasoterapia puede tomarse como un complemento médico en un centro especializado o en contacto directo con la naturaleza, lo interesante es que con esta segunda alternativa también se disfruta de un masaje natural por las olas y el movimiento del mar.

El uso de estos elementos favorece el funcionamiento del sistema circulatorio. Es muy recomendable para post-operatorios ya que ayuda a una mejor recuperación

BENEFICIOS DE LA TALASOTERAPIA:

  • En casos de procesos crónicos o problemas diversos en el aparato locomotor (reumatismos, osteoporosis) es una técnica muy recomendable.
  • Sirve también en la etapa post-operatoria, o en afecciones respiratorias (asma, faringitis) o neurológicas.
  • Controla el proceso de enfermedades dérmicas como la soriasis.
  • Mejora la vitalidad y es una excelente forma de liberarse del estrés, insomnio o depresión.
  • Se ha comprobado en mujeres que están inmersas en la etapa de menopausia reducen los síntomas.

¿POR QUÉ LA TALASOTERAPIA?

La talasoterapia es un tratamiento que busca curar el cuerpo de distintos malestares a través del agua de mar.

El método terapéutico consiste en utilizar las propiedades del agua de mar, como las sales del mar, el sodio, el potasio, el calcio, el magnesio, el cloro, los carbonatos, los sulfatos y los fosfatos para relajar las distintas partes del cuerpo. La terapia se puede complementar con aplicaciones de algas, arena, fango y limos de los fondos marinos. Problemas musculares, como la tendinitis y la lumbalgia; problemas circulatorios, como los moretones, las várices y el sangrado en la nariz; y el famoso estrés han sido superados gracias a la talasoterapia. Además, si en algunos casos particulares relacionados con los tejidos.

FINES TERAPÉUTICOS

La talasoterapia se utiliza desde tiempos antiguos con fines terapéuticos pero no fue hasta los inicios del siglo XX que se logro comprobar su increíble utilidad. La clave sin duda se encuentra en los elementos químicos del propio ambiente marino. Veamos cuales son sus componentes y por qué son tan beneficiosos sobre nuestro organismo.

El agua del mar, el elemento base para iniciar el tratamiento, tiene sustancias similares a las vistas en el plasma sanguíneo. En el líquido marino encontramos en una cantidad superior cloruro de sodio, cloruro de magnesio, de potasio y otros elementos en un menor porcentaje. Debido a esta similitud en la composición es posible la absorción de sustancias del mar hacía el organismo (osmosis) ayudando a mantener el equilibrio del cuerpo.

Las algas marinas tienen un efecto positivo en el organismo. Con un contenido en vitaminas, proteínas y minerales tan consistente nuestro cuerpo queda protegido ante el ataque de bacterias o virus, o el desarrollo de tumores. También son empleadas para tratar enfermedades como la anemia o infecciones en los riñones.

El lodo del mar (fango) tiene un efecto parecido al de las algas porque contiene entre sus componentes las mismas sustancias que este último. El fango tiene minerales naturales que recoge del agua y de la tierra (hierro, magnesio, azufre, cobre) y geológicos como el cuarzo, por ejemplo.  El modo de aplicación es untándolo en el cuerpo, cubriéndolo con papeles o telas especiales que ayuden a conservar el calor.

En la brisa del mar también se haya uno más de los beneficios de la talasoterapia. Aún cuando sean imperceptibles, existen unas gotas minúsculas de agua del mar que se confunden en ella para favorecer el sistema inmunológico.

Port Relacionados

Deja un comentario