EQUIPOS DE FOTODEPILACIÓN IPL

EQUIPOS DE FOTODEPILACIÓN IPL

¿Qué es la IPL (FOTODEPILACIÓN)?

El IPL es un tratamiento de luz pulsada que ofrece la posibilidad de tratamiento en cualquier tipo de piel o vello (excluyendo el vello cano). La IPL o los equipos de fotodepilación proporcionan una gran oportunidad para ofrecer a tus clientes, un servicio que les deje lucir una piel sin vello. El equipo dispone una luz policromática, que tiene una longitud de onda que alcanza los 590-120nm, permitiendo la adaptación a cualquier tipo de vello y piel. La fotodepilación puede ser menos eficiente que una depilación a luz continúa. Pero si el tratamiento de fotodepilación o IPL se realiza de una forma correcta, el resultado puede ser igual o similar a un Láser de diodo.

Ventajas de los equipos de fotodepilación IPL

Este tratamiento no es nada doloroso. Solamente se puede notar unas molestias leves (la depilación láser es mucho más dolorosa).  Esta tecnología evita fluencias excesivas de energía óptica disminuyendo los riesgos de lesión epidérmica como quemaduras provocadas por fluencias elevadas. La Radiofrecuencia en emisión no es dependiente de la melanina por lo que no influirá en la absorción del pigmento oscuro pero sí en el calentamiento del folículo piloso aumentando su temperatura necesaria en el tratamiento en combinación con la energía óptica ofreciendo al profesional un tratamiento eficaz y seguro.

¿Cómo funcionan los equipos de fotodepilación IPL?

Este sistema de depilación estética progresiva consiste en aplicar un gel fotoactivable que en contacto con la luz fría incinera de raíz el vello en fase anágena, la etapa de su ciclo vital idónea para la exclusión. ¿Sabes que solo una quinta parte del vello se encuentra simultáneamente en la misma fase de crecimiento?  El tratamiento con equipos de fotodepilación IPL es aplicable en cualquier parte del cuerpo del hombre o la mujer, incluso el rostro, sin dolor ni efectos secundarios, y abarca áreas extensas como la espalda. Apenas se superan los 70ºC reduciendo así el riesgo de quemaduras. Es a todas luces un método menos agresivo que el láser, al estimular el poro y promover la producción natural del colágeno.

¡Consúltanos!