¿Tienes la piel irritada? Aquí unos consejos

Piel Irritada, síntomas y consejos

La piel irritada es un problema muy común y que padecen personas de todas las edades: bebés, niños, jóvenes y adultos. Ninguno se libra de este problema que requiere un cuidado de belleza para eliminar el picor y calmar la piel.

Síntomas de la piel irritada

Las irritaciones en la piel podremos detectarlas cuando presente los siguientes síntomas:

Coloración roja

Grietas

Acné

Granos

Poros abiertos

Asperezas

Comezón

Consejos

Lavar la cara y manos con un jabón suave

Emplear aloe de vera

El aloe de verá será un excelente remedio natural para tratar la piel irritada y sensible.

Utilizar jabones y aceites relajantes

El aceite de árbol de té será estupendo para calmar las irritaciones de la piel y combatir cualquier infección.

Causas de la Piel Irritada

Entre las causas de la piel irritada encontramos una mala alimentación baja en nutrientes y en alimentos de origen vegetal. El ambiente seco o frío favorecerá las irritaciones así como la falta de hidratación a base de agua. El estrés y la tensión serán otras causas de este problema estético siendo los jabones irritantes otros causantes del picor.

¿Cómo tratar la piel irritada de forma natural?

Remedios para tratar la Piel Irritada

El tratamiento de la piel irritada será a base de remedios naturales para conseguir una piel saludable. Además, la aromaterapia será excelente para evitar la piel irritgada siendo la manzanilla, la lavanda y la sábila los mejores aceites.

Cremas faciales para pieles irritadas

Las cremas para tratar la dermatitis o la irritación de la piel ayudarán a:

Prevenir la aparición de alergias

Suavizar e hidratar la piel

Disminuir picor, inflamación o la irritación

Evitarán que las ampollas se infecten

A continuación os dejamos una receta para hacer un jabón a base de almendras para la piel irritada:

Ingredientes :

150 g de base de jabón para fundir       

1/2 cucharadita de miel sin calentar

1 ml de leche de almendra

1 ml de macerado con caléndula

Preparación:

  1. Cortar la base en varios trocitos y ponerlos en un recipiente.
  2. Fundir el jabón al baño María con el aceite de oliva. Fuera del fuego, añadir la leche, la miel con el macerado y verter inmediatamente el preparado con el molde.
  3. Dejar que el preparado se endurezca en lugar fresco y desmoldar el jabón después de 10 ó 20 minutos.
  4. Dejarlo secar por lo menos 24 horas antes de utilizarlo.

Seguidamente os dejamos una crema facial calmante de avena y camomila:

Ingredientes:

1 taza de agua destilada. 

1 bolsita de manzanilla.

1/2 taza de avena.

1 cucharadita de miel.

Preparación:

  1. Calienta un cazo de agua hasta hervir y apágalo.
  2. Una vez apagado añade la bolsita de manzanilla y manténlo en reposo durante 5 minutos aproximadamente.
  3. Pasados los 5 minutos vierte la infusión caliente sobre la avena hasta formar una pasta. Luego, reposa esta mezcla otros 5 minutos más.
  4. En caso de que la pasta esté espesa puedes añadir un poco de infusión de manzanilla hasta que obtengas la consistencia deseada.
  5. Agregar la miel y mezclar el resto de ingredientes procurando que no queden grumos.
  6. Extender el tratamiento sobre el rostro y el cuello limpios.
  7. Masajea la mezcla sobre tu rostro unos 2 minutos manteniendo movimientos circulares por toda la cutis. Después retirarla con agua abundante a temperatura tibia.

Port Relacionados

Leave a comment